domingo, 5 de junio de 2011

Pizza

   Hay mil opciones para degustar este típico plato italiano, encargarla o hacerla en casa, congelada, fresca, comprando sólo la masa y cubriéndola con lo que más nos guste,... o preparar la masa en casa y degustarla recién horneada. Esta es la receta más sencilla que he probado y el resultado es espectacular.

   Ingredientes
   Para la masa:
   - 170 gramos de harina
   - 108 mililitros de agua
   - 4 gramos de sal
   - 1 sobre de levadura para panadería

   Para el relleno:
   - Salsa de tomate
   - Queso rallado Mozzarella
   - Queso rallado especial 3 quesos
   - Bacon
   - Atún en lata
   - Aceitunas
   - Orégano

   Elaboración
   Dividir la harina en dos partes, y añadir el sobre de levadura en una de ellas. Mezclar la sal y el agua, que debe estar templada para que la masa resulte más homogénea. Ir añadiendo la harina con levadura poco a poco sin dejar de remover con una cuchara de madera. Lo normal será que necesitemos usar también parte de la harina sin levadura para este proceso. Cuando la masa se despegue del bol, habrá llegado el momento de amasar. 
   Esparcimos parte de la harina que nos ha sobrado sobre la encimera y nos enharinamos las manos para evitar que se nos pegue, amasando y añadiendo harina según la vayamos necesitando. Habrá que continuar dándole vueltas y más vueltas, al menos durante 5 minutos, o hasta que veáis que la masa estira bien y no se pega. Colocarla en un bol y taparlo con papel film o un trapo, dejándola reposar al menos 30 minutos o hasta que la masa doble su tamaño. Para que suba bien es mejor buscar un sitio cálido. Hay quien precalienta el horno a muy baja temperatura y luego deja reposar en él la masa, aunque personalmente, no creo que sea necesario salvo en pleno invierno.
   Cuando la masa haya levedado, hay que volver a amasarla con un poco de harina. Y llega el momento de precalentar el horno a unos 220º. Amasar bien, estirándola y dándole la forma deseada (no es necesario lanzarla por el aire) con los dedos o con un rodillo de cocina hasta que la masa tenga como medio centímetro de grosor. Pintar con un poco de aceite la bandeja del horno para evitar que la pizza se pegue, colocar la masa encima y pintarla con salsa de tomate para darle color, no pongáis mucha salsa, pues lo ideal es que la masa quede seca y cocida. Dorar la masa en el horno unos 5 minutos.
   Pasado el tiempo, sacarla y añadir un poco más de salsa de tomate, la mozzarella, el bacon, el atún y las aceitunas cortadas. Cubrir con la mezcla de 3 quesos y espolvorear con el orégano. Dorar otros 5 o 6 minutos a unos 200º, hasta que esté a vuestro gusto. Por supuesto, estos son los ingredientes que he elegido para hoy, pero podéis usar los que prefiráis. 


¡A la mesa!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada